Lo que haga hoy es importante porque estoy utilizando un día de mi vida en ello.

viernes, 7 de abril de 2017

EL PODER DE LA PERSISTENCIA Y 5 CONSEJOS PARA CUANDO QUIERAS DESISTIR

Artículo de https://www.liderazgohoy.com/el-poder-de-la-persistencia/



Lo importante es entender que dicha capacidad está completamente a la orden de nuestras emociones. Si no fuera así, todos tendríamos éxito en cualquier cosa. Es de suma importancia internalizar el hecho de que nuestra persistencia depende de nuestras emociones. Si entendemos eso, podemos aprender a manejar nuestras emociones (engañarlas a veces) para poder persistir.

En muchas ocasiones en mi vida he comenzado algo y no lo he terminado. Por alguna razón u otra, no he persistido. En la mayoría de los casos, al mirar atrás, me he arrepentido profundamente.

Lo que te quiero decir es que no me veas como el experto en el tema. Probablemente he caído más veces que tú. Simplemente lee estas líneas como mi aprendizaje del proceso… caídas… pero también victorias.

En toda meta, emprendimiento, proyecto, existe un momento donde quieres renunciar. En esos momentos, esto es lo que hago:

1-    Recuerdo mi meta, mi sueño:

Recordar tu sueño o tu meta es un proceso reparador. En este proceso no doy cabida a la duda. Simplemente pongo mi mente a volar comenzando con la pregunta: ¿Qué pasa si sí?

Muchas veces esto es más que suficiente para motivarte nuevamente a continuar el camino. En otras ocasiones no. Muchas veces los golpes, el rechazo, la frustración han sido tan fuertes que necesitamos una fuente más fuerte de motivación.

2-    Leo o escucho historias de personas de éxito

Ahora bien, no voy a escuchar las historias del niño que nació con un don especial y antes de los 20 años ya era Doctor, o de la hija de X celebridad que a los 15 años ya tenía 10 millones de dólares.

Busco escuchar historias de éxito llenas de fracaso. El 95% de las personas exitosas tienen historias así; y dentro de ese grupo, existen personas que son muy buenos contando su historia y haciendo énfasis en los fracasos.

El fracaso, el dolor… conecta. Cuando escucho la historia de alguien que fracasó y fracasó, y luego lo logró, salgo inspirado. Me convence de que el momento en el que estoy pasando es normal y otros han pasado por algo similar.

3-    Converso con mi mentor

Soy sincero con mi mentor de los sentimientos que estoy experimentando. Uno debe ser siempre honesto con tu mentor. Es una de las personas que más te puede ayudar en los momentos más duros.

Otra opción a tu mentor puede ser tu pareja o un gran amigo. Ellos normalmente buscan lo mejor para ti y te pueden ayudar también. Lo importante es que seas sincero. La mejor arma contra cualquier sentimiento que te quiera hundir es ser sincero a otros sobre el mismo. No lo escondas, no des la imagen de lo que no es. Los malos sentimientos carcomen el espíritu y cuando salen puede ser demasiado tarde.

4-    Paro de monitorear mi meta

Quiero ser cuidadoso con este punto porque se puede prestar a confusión. Existen momentos en que estás haciendo todo lo que se debe hacer de la manera correcta y lamentablemente no estás teniendo los resultados esperados.

En el momento en que me convenzo de que lo que estoy haciendo lo estoy haciendo bien, entonces y sólo entonces, dejo de monitorear mi meta. En ese momento dejo de enfocarme en el progreso y me enfoco en el proceso, en la actividad.

La mayoría de las veces la frustración viene del monitoreo de los resultados. Hay momentos en que necesitamos olvidarnos temporalmente de los resultados y simplemente enfocarnos en hacer lo que tenemos que hacer… en trabajar duro y punto.

5-    Me tomo un pequeño descanso

En varias oportunidades me di cuenta que el sentimiento de querer renunciar venía simplemente de un extremo cansancio. Existen momentos donde necesitamos parar por un corto tiempo. Necesitamos tiempo para restaurarnos.

Idealmente los descansos debemos planificarlos proactivamente, pero la realidad es que muchas veces nos entusiasmamos con nuestro sueño y trabajamos sin descanso hasta que nos drenamos. Un corto descanso de un fin de semana o una semana puede ser lo que necesitas para motivarte nuevamente a seguir en la lucha.

Uno de los escritos más hermosos, motivantes y profundos sobre la persistencia lo leí en el libro “El Vendedor más grande del Mundo”. Aquí te dejo un fragmento:

“Persistiré hasta alcanzar el éxito. Los premios de la vida se encuentran al final de cada jornada y no cerca del comienzo, y no me corresponde a mí saber cuántos pasos son necesarios a fin de alcanzar mi meta. Puede aún sobrecogerme el fracaso al dar mi milésimo paso, y sin embargo quizá el éxito se oculte detrás del siguiente recodo del camino. Jamás sabré cuán cerca estoy del éxito a menos que doble la curva. Siempre daré un paso más. Si ese no es suficiente, daré otro y aún otro. En realidad, un paso por vez no es muy difícil…

…Se me comparará con las gotas de lluvia que finalmente se llevan la montaña; la hormiga que devora al tigre; la estrella que ilumina la tierra; el esclavo que construye una pirámide. Edificaré mi castillo usando un ladrillo por vez porque yo sé que los pequeños intentos, repetidos, completarán cualquier empresa…

… Mientras haya hálito en mí, persistiré. Porque ahora sé uno de los grandes principios del éxito: si persisto lo suficiente alcanzaré la victoria.”

Recuerda siempre que todos en algún momento queremos renunciar. Los golpes, el rechazo y la frustración por no lograr los objetivos que queríamos lograr generan ese sentimiento en nosotros… es normal. Lo importante es poder dominar el sentimiento y seguir adelante a pesar de que exista el mismo hasta que lleguemos a la meta planteada.

viernes, 10 de marzo de 2017

La humildad no consiste en pensar menos de ti mismo, sino pensar menos en ti mismo.

¿TENGA MIEDO…POR SU BIEN?. Miguel Benavent de B.

                                                              (de Miguel Benavent de B)



A menudo afirmo que en esta vida solo tenemos dos opciones, llamémosle esenciales: El miedo o el amor! Sin duda todos eligiríamos el amor, aunque no es siempre fácil. Porque el amor nos expande, ayuda a establecer relaciones positivas con los demás y con lo que nos rodea y nos ayuda a ser más nosotros mismos… El miedo, en cambio, nos contrae y bloquea ante lo que sucede a nuestro alrededor, establece relaciones negativas -e incluso tóxicas- con los demás y el entorno y nos priva de dejar fluir lo que en realidad somos cada uno de nosotros, impidiéndonos la felicidad!
No obstante, el miedo también tiene sus ventajas en nuestra vida. Ante la mera supervivencia es crucial, pues nos ayuda a estar permanentemente alertas a lo que sucede y, llegado el caso, a reaccionar, escapando de lo hostil que pudiera llegar a nuestra vida! Quizás solo deberíamos cuestionarnos a qué denominamos “hostil”, pues nuestra mente muchas veces se sirve del miedo y lo cronifica para que evitemos lo nuevo y desconocido que sin duda llega a nuestra vida…
Pero, la verdad es que en nuestro mundo y tal como están las cosas, muchas veces el miedo -en el sentido más mundano- es lo que nos permite seguir vivos y/o nos impone la necesidad imperiosa de cambiar las cosas. Por ejemplo, en un mundo insano como el nuestro, el miedo nos exige estar alertas a lo que llega a nuestra vida, día a día. Lo que nos rodea, los alimentos, el aire que respiramos, entre otras cosas más, se vuelven tóxicos y muchas veces atentan contra nuestra salud física, mental o emocional…
A este tipo de miedo le llamo miedo concreto, muy diferente a ese otro ficticio creado en nuestra mente. Ese otro miedo muchas veces se alimenta de recuerdos del pasado, de malas experiencias, de expectativas incumplidas y heridas! Y que casi nunca existen ya en nuestra vida! El miedo concreto, sin embargo, es real y lo despiertan todos aquellos tóxicos que hay a nuestro alrededor, desde ciertas personas sin escrúpulos, a los alimentos, al aire o a los miles de riesgos que existen cada día en nuestras vidas! Y es entonces cuando el miedo nos invita a la prevención, a cuidarnos ante todo aquello que nos impide a ser tal cual somos y sentimos, privándonos de vivir en paz y sanos.
El ser humano tiene una enorme capacidad de adaptación, incluso ante lo que le es nocivo! Y eso, obviamente, incluye el vivir atemorizado, permanentemente…lo que configura una actitud vital y dañina. Una cosa es tener miedo ante una situación de incertidumbre…y otra muy distinta es incorporarlo como un hábito perenne en nuestra manera de vivr. Y lamentablemente conozco muchas personas que viven con él…como yo mismo hice durante demasiados años de mi vida. Vivir con miedo les impide recibir lo bueno de la vida y el amor que hay alrededor! Ven amenazas, allí donde hay oportunidades y, sobre todo, dejan de vivir todo aquello que llega a su vida y merecen, por miedo a lo nuevo y/o al cambio!
Así el miedo -como el estrés que provoca- es saludable, siempre y cuando no sea una actitud en la vida! El miedo nos protege, es verdad, ante situaciones y circunstancias adversas concretas, pero no hay que dejar que la mente fabrique miedos de ficción e irreales, allí donde hay oportunidades para ser felices y/o aprender a serlo! Al fin y al cabo, el miedo en el fondo es una actitud en la vida, que solo exige amor (es decir, confianza), libertad y valentía para que no se convierta en un mal hábito y nos impida experimentar y compartir el amor que siempre hay a nuestro alrededor!

martes, 29 de julio de 2014

No resignarse a la pérdida (1): Creer que todavía hay amor donde no lo hay.

Del libro ¿Amar o depender? De Walter Riso. De pág. 139 a la pág. 142

Un mal duelo, es decir, la no aceptación de una ruptura o una pérdida afectiva, puede estar mediado por lo que en psicología se conoce como correlaciones ilusorias. En determinadas circunstancias, podemos establecer nexos causales entre dos eventos que no están relacionados sino en nuestra anhelante imaginación. Estas “malas lecturas” o interpretaciones erróneas son muy comunes en sujetos que, habiendo terminado una relación, insisten testarudamente en ver amor donde no lo hay. Algo así como Recuerdos del futuro, en versión Corín Tellado.

Los esquemas más comunes que alimentan la confianza de recuperar el amor perdido son: “Aunque no estemos juntos, todavía me quiere” (optimismo obsesivo perseverante), “Después de tanto tiempo

sábado, 5 de julio de 2014

SOY ASI, PERO PUEDO CAMBIAR. Patricia Ramírez. El País. 06/05/12

Escudarse en la excusa de que no se puede cambiar es una forma de evitar el esfuerzo que significa hacerlo. Convertirse en motor de la transformación supone no dejar que sean las circunstancias quien le controlen.

No hay excusas para no ser feliz ni coherente con sus valores. Nada se lo impide, salvo usted mismo.

Decir "yo soy así" es una excusa fácil y cómoda, la frase ideal para justificarse y no respon­sabilizarse del crecimiento personal. Estamos rodeados de personas que eluden sus obligaciones e incluso sus placeres. Se justifican en su forma de ser como si no hubiera opción al cambio. "Es que esto me cuesta mucho,

jueves, 22 de mayo de 2014

12 ideas para no buscar trabajo

Artículo íntegro de yoriento.com
http://yoriento.com/2013/12/12-ideas-para-no-buscar-trabajo-y-emprender.html/

No busques trabajo. Créalo.

En cuatro palabras, éste es el mini-gran último libro de Risto Mejide publicado por Gestión 2000 y que he reseñado y reelaborado en 12 ideas para no buscar trabajo, muy cercanas a los 10 consejos para pasar de empleado a emprendedor que publiqué hace un tiempo y que tienen de fondo la misma idea.

El objetivo no es tanto crear una empresa como empezar a dar pasos para considerar las posibilidades del ‘autoempleo’, es decir, las posibilidades de crear el ‘propio empleo’ obteniendo  ingresos por la venta de nuestros servicios, productos o habilidades.

Emprender no es la alternativa, pero es una alternativa. Aunque también hay motivos para decir no al emprendimiento, emprender es convertir en negocio lo que ya sabes hacer, mientras buscas o no buscas empleo. ¿Quieres saber cómo? Si quieres, echa un vistazo a estas 12 ideas para no buscar trabajo.

martes, 14 de enero de 2014

La Automotivacion aumenta tu Autoestima Publicado por: automotivacion en: mayo 31, 2012

Cuando sientes la automotivación, tú notas que tu voluntad crece para hacer que las cosas se hagan y sucedan. Además eres capaz de aceptar la cosas tal y como vienen y sortear los obstáculos que aparecen cuando quieres llevar algo a cabo. Cuando consigues lo que te propones gracias a tuautomotivación también aumenta tu autoestima.
Hay varias formas en las que la automotivación puede aumentar tu autoestima:

1. Tener claridad en lo que quieres conseguir. 
Se trata de tener muy claro el resultado que quieres conseguir. Tienes que ser capaz